23/4/08

Detectadas partículas radiactivas fuera de Ascó

.

Este lunes un camión cargado de chatarra con residuos radiactivos viajó desde la central de Ascó hasta la empresa Hidesa, en Reus, donde se detectó la presencia de radiactividad procedente de la fuga habida en noviembre pasado, según informó el Consejo de Seguridad Nuclear.

El CSN señaló que el tipo de contaminación del camión es "muy parecido al que está en las áreas exteriores de los edificios de Ascó", por lo que "si se confirma que ha salido un camión de Ascó en estas condiciones, es un error".

Este organismo informó también de la aparición de nuevos restos con una "ligera contaminación" en un talud a la orilla del Ebro.

Por su parte, las organizaciones ecologistas Greenpeace y Ecologistas en Acción han anunciado la presentación de una denuncia ante la Fiscalía por el escape de la central nuclear, en la que piden una investigación sobre el suceso y el inicio de acciones penales al respecto.

Estas ONG han enviado un escrito a la Comisión Europea para que sus servicios intervengan y "aclaren si toda la normativa aplicable ha sido adecuadamente respetada por la central nuclear, el CSN y las autoridades españolas".

Los ecologistas recelan de las informaciones oficiales sobre los niveles de radiación y piden que se realice "un análisis riguroso de su posible impacto radiológico en todos los grupos de edad de la población" por parte de "una entidad independiente".

La pasada semana fueron destituidos los dos máximos responsables de la central y el CSN inició un expediente informativo que podría imponer una multa millonaria a la nuclear.

El CSN asegura que los niveles de contaminación no han llegado a los mínimos permitidos. Unas 1.600 personas han sido llamadas a pasar un control de radiactividad, el doble de las previstas inicialmente. Las inspecciones realizadas a un grupo de alumnos que visitó la central han dado resultados negativos.

.