Esta página ahora se encuentra en:

"Si nos ponemos tan exquisitos, ¿comerías un pollo?; porque también lo han matado"