Esta página ahora se encuentra en:

Si se hubieran aplicado bien los protocolos, Ana Mato no sería ministra de Sanidad