Esta página ahora se encuentra en:

La presión ciudadana impide que el Anfiteatro de Mérida se convierta en una pista de pádel