Esta página ahora se encuentra en:

El desastre de la privatización obliga a intervenir servicios sanitarios británicos en tres regiones